Yendo más allá: conozcan a Jasmine Carey

Fecha
noviembre 11, 2019
Categoría
  • Gente y comunidad
Etiquetas

Los espacios abiertos de color rojizo que rodean la mina de cobre y oro Prominent Hill en el noroeste de South Australia son muy distintos al pequeño y tranquilo pueblo dedicado a la pesca y el surf de Streaky Bay en la Gran Bahía Australiana, donde la operadora de Thiess Jasmine Carey creció.

 

Pero es aquí, con este extenso paisaje, que esta dinámica profesional de 31 años ha aprovechado todas las oportunidades para reconocer y alcanzar su potencial y convertirse en una de las operadoras principales de maquinaria en la faena.

Se mudó inicialmente a Adelaida para estudiar biología marina y, luego de pasar un tiempo en casa, había regresado a Adelaida para trabajar como enfermera veterinaria hace poco más de siete años cuando se le presentó a Jaz la oportunidad de trabajar en las minas.

“Tenía a algunas amistades que trabajaban en Prominent Hill en ese momento y hablaban maravillas del trabajo”, explica Jaz.

“Inicialmente, no me interesaba para nada y tenía dudas sobre hacer carrera en las minas, pero un día decidí que simplemente me iba a postular y ver cómo me salían las cosas”.

Dos días después de enviar su solicitud, Jaz fue contactada para realizar una entrevista. Dos días después de eso, presentó su renuncia en la clínica veterinaria para asumir un cargo en “The Hill”.

Sin tener experiencia previa en la industria, el gran tamaño de las máquinas fue intimidante inicialmente. El primer cargo de Jaz en faena fue de operadora de camiones 793C y D en la mina a cielo abierto. Desde ese entonces, aprendió a operar dos camiones pequeños de carga, un Volvo y un CAT, y luego una cisterna.

“Inicialmente, sentí miedo y me abrumada manejar maquinaria tan grande”, dijo Jaz.

Una vez que se terminó el trabajo a cielo abierto, las operaciones en The Hill cambiaron y la prioridad principal pasó a ser alimentar la trituradora con los minerales del ROM y a Jaz le ofrecieron manejar un cargador CAT 994 mucho más grande.

“De hecho, dije que no al entrenamiento del 944 cuando me preguntaron inicialmente. Son gigantescos y todavía me cuesta creer que puedo manejarlos”, ríe Jaz.

“Pero ahora, estoy contenta de que aproveché todas las oportunidades de entrenamiento que tuve.

“Fue un gran cambio con respecto a las demás máquinas que había manejado antes. Además del tamaño, no hay volante. Tienes que usar una palanca de mando.

“El mando está en el lado izquierdo de la cabina y hay dos palancas pequeñas en el lado derecho para operar el balde y el brazo. Es posible que inicialmente uno se maree un poco por el movimiento en un espacio pequeño para la carga del camión, pero con el tiempo uno se acostumbra”.

Gracias a entrenamiento y tutorías de alta calidad con algunos de los mejores operadores de la faena, Jaz realizó sus 80 horas de observación y 80 horas de operación con un observador para que se le evaluara como competente y fue aprobada como operadora de carga en noviembre de 2018.

Desde ese entonces, sus tiempos de carga han seguido mejorando y es una integrante valorada de su plantilla y del equipo de trabajo de Prominent Hill.

¿Tiene algún remordimiento acerca de la decisión de hacer un cambio tan significativo en su carrera y estilo de vida?

“No tengo ningún remordimiento”, dice Jaz.

“The Hill es un gran lugar de trabajo. Mi equipo está integrado por buenas personas y siempre es divertido, y los demás operadores de carga siempre están dispuestos a ayudarme cuando lo necesito o cuando tengo preguntas.

“También me encanta la flexibilidad de trabajar arduamente por una semana y luego tener una semana libre. He debido creen en mí misma y haber hecho el cambio antes.

¿Qué es lo próximo para Jaz, a quien le gusta las actividades al aire libre y pasar sus semanas libres en Adelaida acampando con su pareja o trabajando en su casa o pasando tiempo con su familia y amistades en Adelaida o Streaky Bay?

“He sido realmente afortunada y tenido tantas grandes oportunidades de aprender y crecer aquí y estoy muy agradecida por ello.

“Me fascinan los animales y trabajar con ellos, así que tal vez un día vuelva a trabajar como enfermera veterinaria, pero por los momentos estoy comprometida con la industria minera.

“Hay unas cuantas máquinas nuevas y espero tener la suerte de poder aprender a manejarlas también”.

X
Cookies help us improve your website experience.
By using our website, you agree to our use of cookies.
Confirm